Dificultades de aprendizaje

Dificultades de aprendizaje

A un niño que no puede quedarse quieto porque se siente incómodo le puede resultar más difícil concentrarse en tareas sedentarias y el aprendizaje escolar.

Como dificultades de aprendizaje, entendemos que los niños no pueden desarrollar todo su potencial. Este término amplio incluye algunas condiciones comunes como la dislexia, la dispraxia y el déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Hay muchos niños que no se pueden incluir en ningunos de estos términos porque tienen sus propias dificultades de aprendizaje.

Los osteópatas pueden ayudar en algunos tipos de dificultad mediante la liberación de tensiones físicas que interfieren en la capacidad del niño de sentarse y concentrarse.

Las dificultades de aprendizaje no aparecen de pronto. Por lo general, hay indicios de que hay algún problema desde el nacimiento. Al principio el niño puede ser capaz de superar estas dificultades y parece estar alcanzando objetivos, sin embargo, a medida que hay más exigencia en la escuela, puede llegar a ser cada vez más difícil para él mantenerse al día. Con el tiempo se queda atrás y entonces se le diagnostica “dificultad de aprendizaje”.

Para obtener los mejores resultados, el tratamiento osteopático debe llevarse a cabo lo antes posible.

La osteopatía no es una panacea pero ayuda a que el niño esté cómodo consigo mismo, así puede permanecer sentado más fácilmente, mejora la calidad del sueño y la concentración y puede ser de gran ayuda para los niños que están luchando para alcanzar su máximo potencial.

Dificultades de aprendizaje

Share This: