Primera visita

Primera visita

Historial médico, diagnóstico, examen, tratamiento y seguimiento.

El osteópata tomará notas para abrir una historia clínica detallada, incluyendo los síntomas que está sufriendo en la actualidad, cuándo empezaron y cómo le afectan en su vida diaria. Le hará preguntas concretas acerca de su estado general de salud, así como de posibles accidentes o traumas que haya sufrido en el pasado. Su historial médico incluirá enfermedades y operaciones, tratamientos dentales (especialmente extracciones y ortodoncia), y otras áreas relevantes de la salud tales como estrés emocional, depresión, etc. Es importante que traiga consigo todas las pruebas diagnósticas de que disponga, para facilitar la valoración.

Seguidamente le hará un examen completo, observando la postura y evaluando la movilidad de su espalda y articulaciones. Se le realizarán pruebas como la auscultación, tomar la presión arterial o comprobar los reflejos neurológicos.

Después pasará a la palpación, con un tacto suave y sutil, para sentir el estado de salud general y sentir las tensiones o distorsiones de sus tejidos, lo que le dará un patrón para hacer un diagnóstico integral.

El examen y tratamiento a veces no se enfocan en la zona de los síntomas; no se sorprenda si acude a la clínica por una migraña y el osteópata le trabaja la pelvis. No siempre el problema está donde aparece el síntoma. El osteópata siempre intentará encontrar la verdadera causa del problema.

Su osteópata le explicará su valoración y diagnóstico de una forma razonable, así como su plan de tratamiento y cuántas sesiones pueden ser necesarias. También le puede dar consejos sobre su estilo de vida y recomendar ejercicios para ayudar en el tratamiento.

En las siguientes visitas el osteopáta le hará preguntas sobre cambios en su sintomatología y seguirá con una valoración y palpación de toda su estructura para valorar la eficacia y efectividad del tratamiento osteopático.

Es recomendable venir a la consulta con ropa cómoda.

Share This: