Embarazo y parto

Embarazo y parto

El embarazo es una experiencia única y potente que comporta enormes cambios físicos, hormonales y emocionales durante un corto período de tiempo. El cuerpo debe adaptarse a transportar más peso, lo que supone un esfuerzo físico extra para todos los órganos y tejidos.

El tratamiento osteopático durante y después del embarazo puede mejorar las molestias y dolores físicos, prepara el cuerpo para el parto y ayuda a la madre a la recuperación después del parto.

Los dolores son comunes durante el embarazo a medida que cambia la forma del cuerpo y el tamaño y peso del útero. Esto implica importantes cambios en la postura debido a la alteración del centro de gravedad del cuerpo; la adaptación a dichos cambios puede dificultarse si anteriormente han existido problemas de espalda o tensiones por accidentes o traumas.

Los tejidos ganan en laxitud durante el embarazo debido a la acción de las hormonas. Esto permite una mejor apertura de los huesos de la pelvis para facilitar el paso de la cabeza del bebé por el canal del parto. Desafortunadamente esta laxitud ligamentosa afecta a todo el cuerpo y lo hace más vulnerable durante el embarazo.

Los cambios debidos a la expansión del útero a menudo se acompañan de síntomas tales como náuseas, ardor de estómago y dificultad para respirar.

El tratamiento osteopático puede ayudar al cuerpo a adaptarse mejor a todo este proceso de cambio y hacer que el embarazo sea mucho más cómodo.

Embarazo y parto

Share This: